Dentro de la innovación en aviación podríamos pensar que lo hemos visto todo. Ya se desarrollan aviones eléctricos, de energía solar, manejados por Inteligencia Artificial y el regreso de los zepellines. ¿Qué más podríamos esperar Aparentemente, en un futuro podríamos pilotear y viajar en un avión de cápsulas. La Escuela Politécnica Federal de Lausanne (EPFL) en Suiza pretende transformar la manera en que la gente y las cosas se transportan. Su diseño, llamado Clip-Air, se inspira en algo ordinario: el contenedor de envío.

Cápsulas versátiles y prácticas

Los contenedores de envío son tan simples que se dan por sentado. Sin embargo, son una de las invenciones que cambiaron el mundo. Permiten mover grandes cantidades de cargo a un costo muy bajo y de manera sumamente práctica. Hasta el momento, los contenedores se utilizan solo para transportar materiales y objetos. Pero, ¿por qué no usarlos para pasajeros también?

El concepto de Clip-Air tiene dos partes. Un ala que se encarga de la aerodinámica con cabina de vuelo y motores. Y otra parte que consiste en 3 cápsulas desmontables (de carga o de pasajeros) que se colocan en la parte inferior de la nave de manera similar a los misiles en los aviones de guerra.

El atractivo de Clip-Air no está en su velocidad, que planea ser igual a la de un avión de mediano tamaño. Lo verdaderamente interesante de Clip-Air es su versatilidad. Con este diseño, se pueden montar tanto cápsulas de carga como de pasajeros en un mismo vuelo. Asimismo, la facilidad de montaje y desmontaje de las cápsulas permiten reducir tiempos de abordaje y embalaje, reduciendo costos y aumentando la eficiencia.

Además, con un poco más de infraestructura y organización, las cápsulas de pasajeros podrían abordarse previo a su montaje en el avión. Es decir, podrían estar en estaciones de tren, por ejemplo. Así, podrían ser también parte de un sistema de transporte por tierra. De esta manera, los pasajeros podrían abordar en una estación de tren y despertar en otra estación de tren en otro país, sin necesidad de cambiar de medio de transporte.

Clip-Air, ¿realidad o ficción?

Addisson Schonland, fundador de la firma de consultoría sobre la industria aérea Airinsight, esta idea está lejos de convertirse en algo de la vida cotidiana. “Si bien es brillante desde el punto de vista ingenieril, será muy difícil hacerlo funcionar comercialmente”, declaró. Según el experto, se necesitarían tecnologías muy bien establecidas. Además, el mercado tal vez no esté listo para un concepto tan radical.

Esto puede ser cierto. A fin de cuentas, toda sociedad es (hasta cierto punto) resistente al cambio. Sin embargo, cuando la aviación comenzó a formarse como industria comercial, muy pocos creían que fuera posible tener una infraestructura como la que tenemos actualmente. En este caso, tal vez Clip-Air podría ser la revolución en transporte que muchos esperan y pocos creen posible.

 

Recuerda que con Clever Pilot, llevar el registro de tus itinerarios y horas extra nunca fue tan fácil. Descárgala aquí.